DERECHO PENITENCIARIO UNAM

ESTE BLOG LO HEMOS CREADOS LOS ALUMNOS DE LA MATERIA DE DERECHO PENITENCIARIO DE LA FACULTAD DE DERECHO DE C.U. BAJO LA SUPERVISIÓN DEL MAESTRO DE LAS MISMA CATEDRA COMO UN ESPACIO DE CONOCIMIENTO E INTERCAMBIO DE INFORMACION.
Loading...

LAS NACIONES UNIDAS Y EL TRATAMIENTO AL DELINCUENTE.


Los congresos de las Naciones Unidas sobre prevención del delito y tratamiento del delincuente se han celebrado cada cinco años desde 1955 de acuerdo con la resolución de la Asamblea General 415 (v) del 1 de diciembre 1950 (Ginebra de 1955; Londres 1960; Estocolmo 1965; Kyoto 1970; Ginebra 1975; Caracas el 1980; Milano 1985; La Habana 1990; El Cairo 1995). Los congresos han propiciado la realización de estudios orientados hacia la prevención del delito y la prestación de asistencia técnica, y han alentado a los gobiernos y a los profesionales a intercambiar experiencias y conocimientos especializados, dando lugar a la formulación y aprobación de directrices internacionales. Los congresos han fomentado enfoques innovadores y han contribuido a la aplicación de métodos más eficaces y humanos de prevención de la delincuencia y de gestión de los problemas relacionados con ella y han ayudado a crear un ambiente propicio a la cooperación internacional frente a los nuevos retos que se plantean para la prevención del delito y la justicia penal.
Los grupos delictivos explotan fenómenos contemporáneos como la mundialización, un mundo cada vez más libre de fronteras y los adelantos tecnológicos. Millones de ciudadanos de todo el mundo son víctimas de sus operaciones. El impacto negativo de estos grupos en las sociedades pone en peligro la seguridad nacional y la estabilidad social.Los gobiernos no podrán solucionar adecuadamente estos nuevos problemas que surgen si actúan aisladamente o a través de las formas tradicionales de cooperación internacional en materia de prevención del delito. Una estrategia preventiva concertada, más los lazos formales y una red informal establecidas por los congresos, ofrecen una base de colaboración internacional consolidada contra el crimen que se amplía.
Al comenzar el siglo, la creación y el mantenimiento de un marco viable de lucha conjunta contra la delincuencia transnacional es un reto importante al que se enfrenta la comunidad internacional. El informe global sobre crimen y justicia que será presentado al congreso, ofrecerá una base para la toma de decisión informada. El segmento de alto nivel del congreso, proporcionará a una oportunidad para las direcciones futuras que rastrean para la acción, especialmente en la dirección de crimen ordenado transnacional.
En el párrafo 29 de la Declaración de principios y programa de acción del programa de las Naciones Unidas en materia de prevención del delito y justicia penal, que figura como anexo de la resolución 46/152 de la Asamblea General de 18 de diciembre de 1991, se señala que:
“Los congresos de las Naciones Unidas sobre prevención del delito y tratamiento del delincuente, como órganos consultivos del programa, servirán de foro para el intercambio de opiniones entre los Estados, las organizaciones intergubernamentales, las organizaciones no gubernamentales y los expertos individuales que representen a diversas profesiones y disciplinas; Para el intercambio de experiencia en materia de investigación, derecho y formulación de políticas; Pero también para la identificación de las nuevas tendencias y de las cuestiones que se planteen en materia de prevención del delito y justicia penal y la prestación de asesoramiento y la presentación de observaciones a la Comisión de Prevención del Delito y Justicia Penal sobre asuntos determinados que les haya sometido la Comisión. Para terminar, a fin de someter presentación de sugerencias, para ser examinadas por la Comisión, relacionadas con los posibles temas para el programa de trabajo.” .
Una de las funciones principales de la Comisión, precisadas en la resolución 46/152 de la Asamblea General, es preparar a los congresos quinquenales. La resolución estipula que " la Comisión seleccionará los asuntos exacto definidos para los congresos para asegurar una discusión enfocada y productiva." (párrafo 30(b)). También especifica que los " talleres de investigación acciónorientada sobre los asuntos seleccionados por la Comisión, como parte del programa de un congreso, y las reuniones ancilares asociadas a los congresos se deben animar." (para.30.(d))
Por consiguiente, la Comisión en su sexta sesión intentó limitar el número de asuntos en la décima agenda del congreso, y de los talleres de investigación, a cuatro por cada uno. Esto debe permitir los temas elegidos para ser considerado en profundidad. La Asamblea General, en sus resoluciones 52/91 del 12 de diciembre 1997 y de 53/110 del 9 de diciembre de 1998, aprobó la agenda provisional, asuntos de los talleres y otras preparaciones para el décimo congreso.
La Asamblea General también decidió que durante el Décimo Congreso se celebrara una serie de sesiones de alto nivel los días 14 y 15 de abril de 2000 para que los Jefes de Estado o de Gobierno o los ministros de gobierno pudieran concentrarse en el tema principal del Congreso. La serie de sesiones de alto nivel servirá de plataforma para que los gobiernos se comprometan políticamente con la lucha contra la delincuencia, en particular la delincuencia transnacional, la trata de personas, el blanqueo de dinero y la corrupción, en el marco de una estrategia integrada para promover la seguridad de las personas. Esas sesiones ayudarán a establecer metas y estrategias comunes, así como a fijar objetivos concretos y con plazos determinados para cumplirlas. La prevención del delito gana cada vez más popularidad en la lucha contra la delincuencia organizada. Las estrategias fundamentales comprenden contrarrestar la atracción que ejercen los grupos delictivos mediante programas sociales y culturales en las escuelas o los medios de difusión, intensificando los esfuerzos para desalentar la delincuencia juvenil y reduciendo las posibilidades de la delincuencia organizada mediante la limitación de los mercados ilícitos. Por ejemplo, los proyectos de atención de la salud o las campañas de información pueden asfixiar los mercados delictivos mediante la reducción de la demanda de drogas ilícitas o servicios sexuales.
El Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer (UNIFEM) ha iniciado varios proyectos orientados a aumentar la sensibilización de los gobiernos y el público respecto de los peligros de la trata de mujeres y niñas con fines sexuales. “Es necesario que rompamos el silencio y el tabú que rodean esta cuestión, de manera que se pueda tomar conciencia del problema y se pueda prevenir la trata de mujeres y niñas”, dijo la Directora Ejecutiva del UNIFEM, Sra. Noleen Heyzer.
Un proyecto ha estado encaminado a educar a las niñas y al personal de orfanatos rusos de regiones remotas en relación con los peligros de la trata de mujeres. Los orfanatos alientan a los empleadores a dar empleo a las niñas, cuando abandonan la institución a los 17 años. Pero muchos de esos “empleadores” están vinculados a traficantes internacionales, según la Sra. Heyzer.
El proyecto ya ha producido resultados positivos. “Los orfanatos están sometiendo a los contratadores a investigación, y las propias niñas están alertadas respecto de las posibilidades de que se las quiera utilizar para los fines de la trata”, dijo.
Otro proyecto del UNIFEM, que utilizó casos de mujeres y niñas nepalesas que habían sido engañadas para atraerlas a la prostitución, produjo una película de ficción en que se sigue el rastro a una red de traficantes desde Nepal hasta los burdeles de la India. La película, que se estrenó recientemente en Nueva Delhi (India), se exhibirá en aldeas de Nepal y en importantes salas de proyección de todo el Asia meridional.
Otras estrategias podrían impedir que la delincuencia organizada penetrara en la economía legítima. El contrabando, por ejemplo, podría combatirse mediante sistemas internacionales de calificación, y las utilidades de la delincuencia podrían reducirse con leyes más estrictas en materia de blanqueo de dinero. El aumento de la transparencia las administraciones públicas contribuiría a frustrar la corrupción.
El proyecto de convenio para la supresión de la delincuencia transnacional organizada (véase la Hoja Informativa No.1) y sus tres protocolos relativos a la trata de mujeres y niños, los migrantes y las armas de fuego ilícitas alientan a los gobiernos a emplear esas estrategias de prevención. El nuevo tratado, que proporcionará apoyo jurídico a la prevención del delito, también se examinará en el Décimo Congreso sobre Prevención del Delito y Tratamiento del Delincuente. El convenio deberá estar listo para su aprobación en la Asamblea General del Milenio, en el año en curso.
Aunque numerosos proyectos han demostrado que la prevención del delito produce resultados satisfactorios, aún quedan obstáculos por superar. Han surgido debates de carácter ético. Algunos críticos sugieren, por ejemplo, que la prevención situacional podría ser perjudicial pues conduce a una “sociedad fortaleza” de personas desconfiadas que se atrincheran en sus hogares.
Los círculos empresariales han objetado el costo de algunas medidas. Los establecimientos de venta al detalle a menudo oponen resistencia cuando se les asesora sobre las formas de reducir el hurto porque también pueden desalentar la compra por impulsión. Las compañías de seguros pueden mostrarse remisas a investigar reclamaciones de dudosa legitimidad, porque les cuesta menos pagar todas las reclamaciones con un mínimo de fiscalización.
Otro obstáculo fundamental es la falta de financiación de los gobiernos, que tradicionalmente se ha dirigido a fortalecer los sistemas de justicia penal y no a la prevención del delito. Aunque los gastos relacionados con la prevención del delito situacional y en las comunidades han aumentado en los últimos dos decenios y cuestiones tales como el desarrollo del niño han comenzado a despertar más interés, la necesidad de dinero para financiar investigaciones en el futuro es aún muy apremiante.
Se necesitarán fondos para aplicar las técnicas de prevención del delito a delitos más contemporáneos, como la delincuencia organizada y transnacional, los delitos contra los migrantes y turistas y los delitos en la esfera de la informática. Los niveles actuales de esos delitos podrían aumentar considerablemente en la medida en que el comercio y los intercambios adquieren mayor alcance mundial, los viajes de negocios y de placer se incrementan y las fronteras tradicionales se abren.

AMANDA JUÁREZ

0 comentarios:

Publicar un comentario